agosto 4, 2008

Soy yo. Todo se trata de mí. Describo esta música hecha de repeticiones que bien podrían ser infinitas, siento el sol caer sobre la terraza, oigo ruidos cuya procedencia desconozco y me abandono, pleno, a la feliz experiencia de dejarlos resonar, de dejarlos existir, de absorberlos como una hoja absorbe la luz y el agua. Qué podría abstraerme de mí? Quién podría privarme de mí? Soy yo. Son mis manos deslizandose por la arena. Son las jerarquías del mundo completamente contrariadas, son las calles reflejándose en las ventanas, es caminar de madrugada, respirar el aire frío y guardar para mí el brillo místico de las campanas cuando las toco. Son mis días, en apariencia iguales pero siempre distintos. Son los libros, es el arpa del piano siendo violentada por objetos que le son ajenos.

Tus gafas de sol reflejan otras ciudades, hechas de viento y polvo. Tus manos conocen otro mundo, infinitamente diferente al mío. Lo que hemos vivido a lo largo de toda nuestra vida nos construye y define y aún así jamás seremos capaces de transferirlo; el secreto de cómo la realidad nos embriaga por adentro muere en las fronteras de nuestra piel y se degrada, necesariamente, cuando lo hablamos y lo escribimos. No sé si te conozca. La poesía está afuera, en el acontecer llano de la vida y en todo aquello que requiere un máximo de contemplación y un mínimo de interpretación. Te contemplé. Llenaste de color esta estación. Siento, sin embargo, el fuerte soplar de otros vientos, y he de aceptar que el color de la copa de los árboles está cambiando.

6 comentarios to “”

  1. Takita said

    Qué bonito.

  2. niña de seda said

    te quiero🙂

  3. javier g said

    me gustó muchísimo este post. muy bonito.

    me encanta eso de contrariar las jerarquías del mundo.

    a veces lo que me asusta (o me impresiona) es que el cambio de color de las copas de los árboles sea cíclico.

    un abrazo.

  4. Laura said

    Son muy bonitas tus letras, hace mucho no leía algo de ti y me sigue gustando la forma en que lo haces. Es como ir dejando regadas las palabras que salen de tu cabeza, y sin pensarlo mucho, te salen muy bien.

    Saludo!

  5. postbop said

    supongo que es culpa mía por demorarme tanto en leerte que ya hayan dicho todo lo que quería decir.

    como sabes, me encanta cada vez (una por aeón) que algo nuevo aparece aquí.

    y hay algo de murakami por ahí, en algún lado. y me encanta.

    un abrazo, amigo.

  6. gloris said

    podria ser el fragmento de una bonita novela
    o una bonita novela fragmentada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: