Andromeda – Abell 1835

mayo 13, 2007

(Without you i’m nothing de Placebo y David Bowie. Un gran muro de dolor, una gran barrera de sonido desgarrante, asesino. I… fall. Algo se desangra a cada compáz).

* Abell 1835 IR1916
* Andromeda Galaxy (M31/NGC 224)
* Andromeda I
* Antennae Galaxies (NGC 4038/NGC 4039)
* Centaurus A Galaxy
* Cigar Galaxy (M82/NGC 3034)
* Dwingeloo 1
* Dwingeloo 2
* Fornax Dwarf
* Hoag’s object (a ring galaxy)
* Huchra’s Lens
* HVC 127-41-330
* IC 1613
* IOK-1
* Large Magellanic Cloud
* M58
* NGC 3
* Pegasus Dwarf
* Phoenix Dwarf
* RXJ1242-1
* Sculptor Dwarf
* Sextans A
* Sextans Dwarf
* Small Magellanic Cloud
* Sombrero Galaxy (M104)
* Spiral Galaxy ESO 269-57
* Sunflower Galaxy (M63)
* Triangulum Galaxy (M33/NGC 598)
* Virgo Stellar Stream
* Whirlpool Galaxy (M51/NGC 5194)
* UGC 5675

“Abell 1835 IR1916 (also known as Abell 1835, Galaxy Abell 1835, or Galaxy Abell 1835 IR1916) is a candidate for being the most distant galaxy ever observed. It lies behind the galaxy cluster Abell 1835, in the Virgo constellation. (…) Their analysis of J-band observations indicated that Abell 1835 IR1916 has a redshift factor of z~10.0, meaning that it appears to us as it was about 13.2 billion years ago, only 500 million years after the Big Bang and very close to the first burst of star formation in the universe. This redshift also implies a comoving distance from the earth of about 31 billion light years.” – Wiki.

(Las galaxias, regadas por el universo, nacen mudas y sin nombre. Como pueden números, figuras mitológicas y catálogos abstractos aludir a distancias tan infinitas, encerrar espacios tan enormes y designar dimensiónes tan exorbitantes? Es como encontrar salmos de la biblia en los anillos de la piel de una serpiente).

Anoche, gracias a JuanPablo y nuestro nuevo proyecto de tema, fuí invadido por las galaxias, las nebulosas, los clusteres y las millónes de millónes de estrellas. El lugar común de sentirse minúsculo, absolutamente diminuto, me golpeó tan adentro como nunca antes. Amo a las galaxias, son faros enormes, seres regulares e irregulares hechos de color, sabiduria y tiempo. En ellas reside una parte de aquel silencio absoluto del que nace el movimiento. Me dedicaré a estudiarlas e idolatrarlas en ese mismo silencio. I fell asleep in  this nebula-fashioned love.

(Sonic Youth rompe el silencio. Se apropia del ruido y lo vuelve un ser viviente).

El viernes en la noche estuve en Escobar Rosas con Lucía, Daniela, Ade, Malu, Huevo, Jules, Turo, Kam, Fernanda, y dos amigos de Ade. Tomamos muchísimo tequila, escuchamos los mejores beats de esta jodida ciudad, y recuerdo decirle a lucia que ir a Escobar es casi igual de importante a ir al León de Greiff.

Lentamente, desde la punta de los dedos de los pies hasta la celula 9234234 de la médula espinal, el cuerpo empieza a moverse al ritmo de patrónes regulares de sonido que generan un gran mantra. Entonces uno desaparece, simplemente desaparece, la mente se pone en blanco y una gran comunión, una gran liturgia de nubes, alcohol, colores y timbres exóticos  se llevan a todo el mundo. (El lugar retumba a todo volúmen y la pared del cuerpo vibra entre la oscuridad de las visceras). Recuerdo estar parado arriba, en esa esquina dónde daniela y ade duraron la mitad de la noche y observar el movimiento rítmico, incesante, frenético y deshinibido de muchísimas personas asinadas, voluntariamente asinadas en esa realidad vacía dónde se es uno con la música. Nebulosas de neón, ropa multicolor, demencia. Recuerdo la genuina belleza de ciertos momentos, de ciertas caras, de ciertos movimientos y gestos y fragancias. Recuerdo las palabras dichas, que aún serpentean por mi alma, que estremecen mi piel y que generan un caos profundo y excitante que se desmorona y se reconstruye como hologramas de arrecifes y prismas de luces puras. Un gran capullo invisible en el que me refugio y en el que sueño y en el que amanezco y del que espero únicamente la velocidad y el riesgo de lo inmediato, de lo que solo puede hayar plenitud en un segundo. Tintas violetas, beats, cintas, el sonido hondo de un piano, un cuerpo construido del polvo de nebulosas y la locura perfecta, desmedida, maravillosa e infinitamente sensual. El reino de lo absoluto pertenece a los astros, no a los hombres. Deseo: mire a dónde mire te veo, dice Drexler.

Levantarme feliz, sin un ápice de vergüenza, deseante, maravillado, pleno. Un mundo voluptuoso, electricamente magnificado, que se me presenta con la misma fuerza y la misma ebriedad de vida con la que Whitman le cantó a los caminos abiertos. Y es que es el mismo deseo, es la misma hambre de belleza, es el mismo encanto cínico, es el mismo placer, maravilloso placer con que cada detalle y cada ángulo y cada pequeña manifestación del mundo real me estremece, me conmueve, me hace hervir la sangre, pone lágrimas en mis ojos y me invita a despegar, a seducir, a matarme de éxtasis a cada segundo. Quiero consumirme en él, quiero consumirme en mi caos eterno e inconducente, quiero vivir experimentando cada destello, cada fulgor, “cada luz que provenga de ti” dice Spinetta. Que cada latido del corazón corresponda con una estación, con el flujo premeditado de las corrientes de aire.

“Little you know the subtle electric fire that for your sake is playing with me. ” -Whitman. (Lo leí a las 4am, con mucho tequila en la sangre, y emoción pura fluyendo por mi ser).

Una respuesta to “Andromeda – Abell 1835”

  1. aranta said

    is the “daily” in “daily phase” just there to sound cool???😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: